Vandal Ware
  1. Vandal Ware
  2. Imagen y sonido
  3. Reviews
  4. Análisis Razer Man O’War

Análisis Razer Man O’War

Cascos sin cables para jugar.

Dentro de todos los productos de Razer uno de los más destacados son sus cascos Man O’War, un modelo que hemos podido probar en Vanda Ware y que, desde luego, cumple con todas las expectativas que puedan querer los jugones que opten por este tipo de cascos a la hora de disfrutar de sus partidas.

Especificaciones técnicas

Auriculares

  • Respuesta de frecuencia: 20 Hz - 20 kHz

  • Impedancia: 32 Ω a 1 kHz

  • Sensibilidad (a 1 kHz): -112 ± 3 dB

  • Potencia de entrada: 30 mW (máx)

  • Diafragmas: 50 mm, con imanes de neodimio

  • Diámetro interno de cada auricular:60 mm / 2,36 pulgadas

  • Tipo de conexión: transceptor USB inalámbrico

  • Alcance inalámbrico: 12 m / 40 pies

  • Frecuencia inalámbrica: 2,4 Ghz

  • Duración de la batería: hasta 14 horas con iluminación Chroma / 20 horas sin iluminación Chroma

  • Peso aproximado: 375 g / 0,83 libras
  • Micrófono

  • Respuesta de frecuencia: 100Hz - 6.5 kHz

  • Relación señal-ruido: >60 dB

  • Sensibilidad (a 1 kHz): -38 ± 3 dB

  • Patrón de captación: unidireccional
  • El aspecto de los Man O’War es más elegante que el de otros cascos de Razer.
    El aspecto de los Man O’War es más elegante que el de otros cascos de Razer.

    Comodidad y un aspecto frágil que engaña

    Estos Man O’War tienen un aspecto mucho más sencillo que el de otros cascos de Razer, alejándose de la tendencia de la marca de apostar por diseños más agresivos de corte gamer para traernos unos cascos que, a simple vista, lucen más elegantes que los del resto de la marca.

    Algo que nos llamó la atención cuando cogimos por primera vez los cascos fue su diadema de plástico con almohadilla en la parte central para aumentar la comodidad de los mismos en nuestra cabeza. Al principio nos parecía que sus terminaciones de plástico eran quizás demasiado frágiles pero, a medida que fuimos dándole uso nos dimos cuenta de que era una falsa apariencia.

    En cuanto a las cúpulas, podremos girarlas de forma lateral y regular su altura contando con dos grandes almohadillas que sirven tanto para aislarnos del ruido exterior como para aumentar la comodidad de los cascos en las largas sesiones de juego.

    Además, en la parte exterior de las cúpulas encontraremos el logo de Razer y los LED que posteriormente se usarán para la iluminación RGB. En la parte inferior tendremos disponible el control de volúmen y un ingenioso compartimento en el que está escondido el USB con el que conectaremos los cascos al PC de forma inalámbrica.

    En las cúpulas hay escondido un compartimento en el que podremos guardar el USB que los conecta al PC de forma inalámbrica.
    En las cúpulas hay escondido un compartimento en el que podremos guardar el USB que los conecta al PC de forma inalámbrica.

    Un gran sonido 7.1

    Tras conectar los cascos a nuestro ordenador e instalar Synapse, el programa que nos sirve para configurar, personalizar y toquetear las características de todos los productos de Razer, comenzamos a utilizar los cascos tanto para reproducir contenido multimedia como para disfrutar de nuestros juegos.

    Al principio, sobre todo con la música, el factor 7.1 se vuelve un poco extraño, algo que se arregla con el tiempo. A cambio, en los juegos es donde el sonido envolvente se vuelve más útil particularmente en estos cascos de Razer que nos brindan una precisión en la posición de los sonidos bastante elevada lo que nos será muy útil en juegos de corte competitivo como CS:GO.

    En cuanto a la calidad, notamos que estos Man O’War responden muy bien en las frecuencias de medios y agudos aunque, extrañamente, con menos potencia en las de graves, algo que a la hora de jugar está realmente bien ya que realza algunos sonidos importantes pero que, con otro tipo de contenido como series, música o películas, hará que echemos de menos un poco más de pegada.

    Conclusiones

    Los Man O’War de Razer son unos cascos bastante completos, realmente cómodos y con un buen sonido trazándose como un periférico ideal para todos los amantes de lo inalámbrico que prefieran disfrutar de su ordenador con dispositivos que no les tengan atados.

    El posicionamiento del sonido y su calidad en las frecuencias medias y agudas es muy elevada aunque echamos de menos un poco más de pegada en los graves cuando utilizamos los Man O’War para otros fines como escuchar música o ver películas.

    Razer Man O’War
    Razer Man O’War

    Puntos positivos

    Gran posicionamiento del sonido.
    Aspecto elegante.
    Buena autonomía.
    Gran rendimiento en las frecuencias medias y agudas.

    Puntos negativos

    Se echa en falta un poco de pegada en los graves al reproducir música.

    Valoración

    Estrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verdeEstrella verde
    Una gran opción para los que busquen unos cascos inalámbricos para jugar.

    Más sobre Imagen y sonido

    Comentarios: 0
    Flecha subir